Adelgazar

dieta

El ir a la consulta del nutricionista porque queremos ponernos a dieta supone para muchas personas un aumento de ansiedad, frustración y pensamientos negativos que distan mucho de la realidad. El primer pensamiento que tienen los pacientes cuando quieren ir a la consulta es: “me va a sacar los dulces “, “sólo voy a comer verde “, “no voy a poder salir a cenar fuera de casa “… ¿estas frases te suenan? Las dietas para adelgazar son afrontadas por muchas personas con negatividad, ya que creen que comenzar una dieta, supondrá enfrentarse a un camino repleto de obstáculos y difícil de superar. Como nutricionista, mi método de afrontar una dieta de adelgazamiento se aleja mucho de estos pensamientos negativos. El plan de alimentación tiene que percibirse como algo positivo, que te va a ayudar a sentirte mejor. Creo que uno de los principales beneficios que aporta a las personas seguir una pauta dietética, es que les ayuda a poner un cierto orden en sus vidas, que tal vez habían perdido. La organización de las comidas, la planificación de la compra de alimentos o la estabilidad en los horarios, son algunos ejemplos. ¿Como debe ser un plan de alimentación para adelgazar? Hay muchos mitos y falsas creencias sobre cómo comer de manera saludable y cómo debe ser una dieta para adelgazar. En gran parte tenemos culpa los profesionales de la salud que somos los responsables de explicar los cambios en las recomendaciones y no siempre se realiza correctamente. Por otro lado, existe una gran desinformación debido a la publicidad redes sociales y revistas que temporada tras temporada publicitan dietas de moda y recomendaciones no fundamentadas. Es verdad que las pautas dietéticas fueron cambiando con los años ya que la nutrición es una ciencia, lo que significa que continuamente se está investigando sobre ello. Por ejemplo, me gustaría destacar algunos de estos cambios:   Cuadro Lo que se decía antes           Lo que se recomienda ahora Los hidratos de carbono refinados deben ser el alimento principal (lo podemos ver en la pirámide antigua).       Hay que reducir la ingesta de hidratos de carbono refinados y potenciar los integrales. En la base de la pirámide aparecen las verduras y hortalizas. Hay que realizar dietas muy bajas en grasas.             Hay que diferenciar entre el tipo de grasa y potenciar el consumo de grasas saludables. Las mejores fuentes de proteína se encuentran en la carne y los huevos.  Se deben potenciar otras fuentes de proteínas como la del pescado y las legumbres.